Category Archive Slide

Lanzamos la primera encuesta a inquilinos de todo el país

Desde la Federación de Inquilinos Nacional (FIN) realizamos la primera encuesta a inquilinos de todo el país, lo que reviste en un hecho histórico, ya que nunca ha estado dentro de las mediciones oficiales el estudio de la situación en las que alquilamos nuestra vivienda los 8 millones de inquilinos de Argentina.

Ante esta ausencia de datos, difícilmente podamos esperar que las políticas de vivienda sean efectivas, porque si no hay una evaluación seria del problema es casi imposible poder decidir cuál sería la mejor solución.

Es por esto que desde la FIN lanzamos una encuesta para identificar las principales problemáticas de los inquilinos: precio, legalidad, relación inquilino-inmobiliaria, etc. Para nosotros es muy importante la difusión y la participación de los inquilinos, ya que cuantos más participen, mayor representatividad tendrán los resultados.

Durante todo enero la encuesta estará online y en febrero comunicaremos los resultados.

Abajo dejamos el link al que podrán acceder desde PC, Tablet o Celular y responder las preguntas en tan sólo 30 segundos.

powered by Typeform

Balance 2017 de Inquilinos Agrupados

En el último programa del año de Lado Inquilino, hicimos un balance de todo lo que fue sucediendo en el 2017 en relación al acceso a la vivienda en alquiler: Ley para que la comisión la pague el dueño en la Ciudad de Buenos Aires, Ley Nacional de Alquileres, créditos UVA, creación de la Federación de Inquilinos Nacional, entre otros.

El efecto de los créditos hipotecarios es perjudicial para los inquilinos

En el día de hoy, distintos medios de comunicación publican que por las subas de tasas que viene aplicando el Banco Central, se estima que las cuotas de los créditos hipotecarios ajustados por UVA aumentarán un 10% promedio y su barrera de acceso trepará en alrededor del 20%.

Hace tiempo venimos advirtiendo a los tomadores de crédito la forma perjudicial en la cual se actualiza la cuota y el capital adeudado y cómo esta política aumenta el precio de los inmuebles y consecuentemente, de los alquileres.

En primer lugar, para ingresar a un crédito hipotecario un inquilino debe tener ahorrado entre el 20 y el 30% -según el banco- del valor de la vivienda, lo que representa en la Ciudad de Buenos Aires no menos de 300 mil pesos. Este es el primer gran filtro que debe superar el inquilino, que además de pagar mensualmente un alquiler, expensas, servicios e impuestos y cada dos años depósito y gastos administrativos; debe tener una importante capacidad de ahorro.

Una vez ingresado al crédito hipotecario, la cuota inicial tiene un valor similar (algo superior) a un alquiler. Sin embargo, al ajustarse por UVA en un contexto donde los salarios aumentan por debajo de la inflación, es decir, donde pierden poder adquisitivo, en el mediano plazo las cuotas representan un porcentaje mayor del salario y en el largo plazo pueden ser insostenibles. Además, se trata de un crédito en el cual no solo las cuotas, sino también el capital adeudado se actualiza al mismo ritmo. Veamos: alguien que pidió un crédito UVA hace 19 meses por un monto de un millón de pesos. Ahora, tras pagar 183 mil pesos, le debe al banco 400 mil pesos más que al principio. Mientras, el precio de la cuota pasó de $7.915 a $11.278.

Reiteramos la importancia de fomentar la compra de viviendas a través del crédito, pero hasta tanto no se simplifiquen los requisitos, se establezca un sistema de actualización de precios confiable a largo plazo y fundamentalmente se regule el mercado de alquileres no habrá inquilinos que puedan acceder o que puedan sostener el pago de las cuotas a largo plazo.

Mientras tanto, los inquilinos que no acceden a los créditos hipotecarios son, en mayor medida, perjudicados ya que, el aumento de la demanda de inmuebles genera un alza en el precio del metro cuadrado y eso siempre se traslada al precio de los alquileres.

Por esto y por otros motivos, los inquilinos necesitamos que se apruebe la Ley Nacional de Alquileres que tiene media sanción por unanimidad del Senado.
Ese proyecto, que redactamos todas las organizaciones de inquilinos del país, establece que el precio de los alquileres aumente anualmente a partir de un índice promedio entre inflación (IPC) y salarios (CVS). En caso de aprobarse, este índice generaría en poco tiempo una nueva cultura del alquiler: previsible, justa y racional. Si esta ley se aprobara, los inquilinos estaríamos en mejores condiciones para, el día de mañana, acceder a un crédito hipotecario que también sea previsible, justo y racional.

Se cayó el dictamen de comisión de la Ley de Alquileres

Al haberse suspendido la sesión de hoy en la Cámara de Diputados, el dictamen de la Comisión de Legislación General del proyecto de Ley de Alquileres se cayó, ya que solo tenía validez hasta la finalización de las sesiones ordinarias con la actual conformación del Congreso.

El año próximo, la nueva conformación de la Comisión deberá discutir una vez más el proyecto y dictaminarlo. Esto favorece a todos los inquilinos del país, ya que el dictamen anterior -emitido hace dos semanas por la Comisión que preside Daniel Lipovetzky- modificó completamente el proyecto original, perjudicando los intereses de los inquilinos y beneficiando al mercado inmobiliario.

Al respecto, Gervasio Muñoz, presidente de la Asociación Civil Inquilinos Agrupados, afirmó “esta situación es una oportunidad para recuperar la calidad institucional que se vio socavada cuando el oficialismo emitió un dictamen de un día para el siguiente, a espaldas de la sociedad y de todas las organizaciones de inquilinos del país”.

Recordemos que, el proyecto de Ley de Alquileres fue debatido durante todo 2016 en el Senado y fue aprobado por unanimidad. Durante 2017, no hubo discusión sobre este tema en Diputados y hace dos semanas Lipovetzky convocó a una reunión de comisión, una hora antes presentó modificaciones a la media sanción y reunió los votos del oficialismo y sus aliados para obtener un dictamen de mayoría.

Ese dictamen no solo eliminaba los beneficios que introducíamos las organizaciones de inquilinos sino que avanzaba en derechos que ya habíamos adquirido con anterioridad. “Durante todo el año estuvimos impulsando que se trate nuestro proyecto, informando las novedades, conversando con todos los sectores políticos, hicimos un ruidazo. Ahora vamos a redoblar nuestro esfuerzo para que el año próximo la nueva conformación del Congreso sancione de una vez por todas un proyecto que alivie la situación de las familias que alquilan su vivienda”, afirmó Muñoz.

Los inquilinos de todo el país hacemos un ruidazo por la Ley de Alquileres

Mañana martes 28/11 a las 20 horas, inquilinos de todo el país vamos a hacer el primer #RuidazoInquilino. Necesitamos que la Cámara de Diputados apruebe sin modificaciones la Ley Nacional de Alquileres que viene con media sanción por unanimidad del Senado.

Desde el Frente de Inquilinos Nacional, a pedido de muchos inquilinos que nos vienen planteando la necesidad de realizar una manifestación pública, decidimos convocar a todos aquellos que alquilan su vivienda a un primer Ruidazo Nacional. Puede ser desde sus casas: saliendo al balcón, a la ventana, a la vereda o desde cualquiera de los puntos de encuentro.

En la Ciudad de Buenos Aires nos vamos a concentrar en: San Martín y Juan B Justo; San Juan y Boedo; Acoyte y Rivadavia; Corrientes y Medrano; Scalabrini Ortiz y Corrientes y Callao y Corrientes.

Necesitamos el apoyo de todos los inquilinos del país porque el proyecto del oficialismo plantea: que el precio de los alquileres se actualice por UVA, plazo mínimo del contrato de 2 años, expensas extraordinarias y arreglos de la vivienda a cargo del inquilino, rescisión anticipada con 5 meses de preaviso, negociación del próximo contrato con solo 30 días de anticipación y desalojo exprés. Si esta iniciativa prospera los 8 millones de inquilinos del país estaremos en una situación aún peor que la actual.

Por este motivo, convocamos a todos los inquilinos a manifestarnos contra las modificaciones introducidas a nuestra Ley de Alquileres y a pedirle a la Cámara de Diputados que trate el proyecto original con la mayor celeridad posible.

¡Si hacemos ruido alquilamos de forma justa!

INMOBILIARIAS: Ustedes son las responsables

El Colegio Profesional Inmobiliario anunció una nueva movilización. Esta vez al Poder Judicial de la Ciudad. Reclaman que se resuelvan los amparos que presentaron contra la ley para que la comisión la pague el dueño.

Parece que las inmobiliarias todavía no se dieron cuenta de que los principales responsables de la modificación de la ley son ellos mismos. Durante décadas incumplieron sistemáticamente cualquier ley vigente: cobraron comisiones abusivas, inventaron gastos administrativos, aumentaron el precio por encima de cualquier parámetro, no devolvieron depósitos, no entregaron facturas, no dieron respuesta a ningún reclamo de los inquilinos por el estado de la vivienda. Solo por mencionar las más cotidianas.

La organización de los inquilinos es la consecuencia de esta violencia inmobiliaria. Y la respuesta de la dirigencia política (aunque sea a uno solo de nuestros reclamos) es la consecuencia de la visibilización de la problemática. Parece que las inmobiliarias todavía no se dieron cuenta.

Mientras ellos sigan trabajando como trabajan, desacreditándose a sí mismos, planteando movilizaciones y acciones de amparo con argumentos ridículos, están cada vez más lejos de una solución y de una convivencia equilibrada entre las partes. La única manera de solucionar las tensiones entre inmobiliarias e inquilinos es, en primer lugar, el respeto de las leyes vigentes y en segundo lugar, la modificación paulatina del mercado de alquileres para hacerlo más justo y equitativo para todas las partes.

En 2018 los alquileres aumentarán el doble que los salarios

Este fin de semana se conoció la noticia de que el Gobierno nacional pretende fijar en 15% el techo para los aumentos salariales del año que viene. Mientras, los contratos de alquiler que se firmaron este año tienen previsto un aumento semestral del 15% para el año que viene. Es decir, un 32% anual.

El aumento en el precio de los alquileres no está regulado por ley, lo fija el mercado inmobiliario en función de su rentabilidad. Hace tiempo que lo vienen aumentando por encima de cualquier índice de inflación y de salarios. Hoy en día, un alquiler representa alrededor del 50% de un ingreso promedio; contando impuestos, expensas y servicios llega al 70% y la tendencia es que siga subiendo. En este contexto, el oficialismo tiene frenado un proyecto de ley en la Cámara de Diputados que resolvería esta situación.

La iniciativa, que fue aprobada por unanimidad en el Senado, establece que los aumentos en el precio de los alquileres sean anuales (no semestrales) y estén sujetos a un índice promedio entre inflación (IPC) y salario (CVS). Esta regulación generaría que los alquileres sigan el curso de la economía y que ninguna de las dos partes se viera perjudicada. Sin embargo, hace 10 meses que el proyecto está paralizado en la Comisión de Legislación General de Diputados, por decisión de su presidente, Daniel Lipovetzky.

Perdimos mucho tiempo. Y el mercado inmobiliario ganó mucho tiempo en su deseo de que pierda estado parlamentario. Ahora es urgente avanzar. Si los inquilinos destinamos el 70% de nuestro salario entre alquiler, expensas, impuestos y servicios ¿Cuánto falta para que ya no podamos pagar? ¿Cuánto falta para que el gobierno avance con esta medida?

Es necesaria esta regulación, además, porque tenemos un mercado inmobiliario que no está dispuesto a respetar ninguna medida que tienda a equilibrar la balanza entre sus intereses y nuestros derechos. Recientemente, logramos que en la Ciudad de Buenos Aires la comisión la pague el dueño. El mercado inmobiliario responde con un paro y una movilización prevista para hoy, con el anuncio de presentaciones judiciales y con el discurso de que van a transferir la comisión al precio del alquiler.

Si el día de mañana logramos que las expensas extraordinarias estén a cargo del dueño ¿también lo van a transferir al alquiler? Si logramos que los impuestos que gravan su propiedad estén a cargo del dueño ¿también lo van a trasferir al alquiler? Si ante cada avance de los inquilinos, ellos van a responder de la misma forma, se hace cada vez más necesario regular los aumentos para que sean claros, justos y legítimos.