CONSEJOS

El Código Civil y Comercial establece un plazo mínimo de contrato de locación de vivienda de dos años.

El Código Civil exige que los contratos de alquiler se formalicen por escrito. Si esto no sucede, la relación de alquiler igualmente existe y el inquilino tiene los mismos derechos y las mismas obligaciones que determina el Código.

Para iniciar un contrato de locación debés abonar:

  • Un mes de alquiler por adelantado.
  • Un depósito que se recupera al finalizar el contrato. (El tope máximo es un mes por año de contrato).
  • Si presentas garantía propietaria de CABA debes abonar los informes de la garantía.
  • Si certificas el contrato ante escribano público, debes abonar tu firma.

Recordá que la Ley 5859 (para que la comisión la pague el dueño) establece que no te pueden cobrar sobreprecios en los informes de la garantía. Es decir, no te pueden cobrar la gestoría del trámite ni inventarte ningún otro concepto. Deben cobrarte el valor oficial del trámite.

Se realizan en el Registro de la Propiedad Inmueble, Av. Belgrano 1130. Los trámites (dominio, inhibición y/o frecuencia) tienen una demora de cuatro días y tiene un costo de $420 cada uno. El trámite urgente se realiza en el día y tiene un costo de $ 770.

La exigencia de una garantía propietaria no es un requisito impuesto por la ley. Es un “uso o costumbre” que fue imponiendo el mercado inmobiliario.

En caso de que la inmobiliaria o el propietario exijan este requisito, solo te corresponde pagar tu firma y deben entregarte una factura. Tené en cuenta que el escribano debe estar presente en el momento de la firma del contrato. En ocasiones, los inquilinos pagan certificaciones que nadie realiza.

No existe obligación legal de firmar el contrato ante escribano público. Si está firmado por las partes, el contrato es válido.

No. En la Ciudad de Buenos Aires está vigente la Ley 5859 que establece que la comisión la paga el dueño.

Si una inmobiliaria te quiere cobrar comisión, comunicate con nosotros para denunciarla.

Si ya pagaste y tenes un comprobante, comunicate con nosotros para hacer el reclamo y que te devuelvan el dinero.

El propietario debe entregar el inmueble en un estado apropiado para su uso. Sugerimos a los inquilinos que realicen un inventario al momento de ingresar a la vivienda (revisar artefactos de gas -que respeten las normas-, manchas de humedad, funcionamiento de la grifería, estado de las persianas, puertas de placares, etc.).

Es importante chequear que el edificio cuente con energía apta para vivienda (que no tenga “luz de obra”). Esto se verifica solicitando la factura de electricidad (la luz de obra no solo resulta inapropiada para vivir sino que además implica frecuentes cortes y por lo tanto problemas con los artefactos eléctricos). Asimismo verificar si hay consorcio de propietarios (solicitar el reglamento de copropiedad): esto es importante a efectos de controlar la legalidad en la liquidación de expensas y para verificar si los impuestos municipales son abonados en una boleta única para todo el edificio o el proporcional de cada departamento.

El propietario debe efectuar a su cargo todas las reparaciones necesarias para que el inmueble mantenga el estado por el cual fue contratado. En caso de corte de un servicio público (gas, luz, agua), debe seguir garantizando las condiciones acordadas en el contrato (por ejemplo, si hay corte de gas debe proveer de artefactos alternativos y hacerse cargo de los gastos que origine la restitución del mismo).

Si el propietario o su representante no reconocen sus obligaciones, el inquilino debe exigir por carta documento que realice los arreglos. Si las reparaciones son urgentes (ej. filtraciones severas; desprendimientos) puede realizarlas a su cargo pero notificando previamente al locador por carta documento (art. 1207 del Código Civil).

Si el inquilino se ve impedido de utilizar el inmueble o el mismo no sirve para el uso convenido (corte prolongado de gas, habitación inutilizada por humedad, riesgos por instalación eléctrica precaria), puede pedir la reducción del canon locativo hasta el momento en que se solucione el problema. Si el problema persiste o es de una gravedad tal que hace imposible la continuación del contrato, el locatario tiene derecho a rescindirlo con justa causa (sin pago de multas o indemnización al propietario)

Sí. El inquilino puede rescindir anticipadamente el contrato a partir de los seis meses, pagando una indemnización de un mes y medio de alquiler para el primer año, y de un mes para el segundo. Para finalizar un contrato anticipadamente es necesario notificar al propietario a través de una carta documento. A partir de la sanción del nuevo Código Civil ya no es obligatorio que el inquilino anticipe con 60 días su decisión de rescindir el contrato.

Debés ingresar al SIRADIG, el sistema de AFIP en el cual se carga la declaración jurada de Ganancias. La primera vez que informes la deducción debés adjuntar el contrato de alquiler en un archivo PDF. Luego, cada mes, debés cargar en el fisco los datos de la factura que sirva de comprobante de pago del alquiler: número de CUIT, fecha y monto.

En toda operación que entregues dinero tenés derecho a exigir que te entreguen la factura a cambio. Esto es un derecho y quien recibe tu dinero tiene la obligación de entregártela. El propietario tiene que entregarte factura B o C cada vez que le pagues el alquiler. No son válidos los recibos X o de librería (genéricos).

Si en el cobro de alquiler interviene una inmobiliaria, también está obligada a emitir un comprobante oficial. En éste tiene que constar el nombre del propietario del inmueble y su número de CUIT. Si se niegan a entregarte la factura o pretenden cobrarte el IVA sobre el alquiler, acercate a Inquilinos Agrupados para iniciar el reclamo.

El Alumbrado Barrido y Limpieza, Mantenimiento y Conservación de Sumideros es una tasa que pagan los vecinos al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires por la prestación de esos servicios. Por tanto, corresponde al inquilino hacerse cargo del pago mensual. Por el contrario, el Impuesto Inmobiliario es un impuesto que grava la propiedad y debe ser asumido por el propietario del inmueble.

Es fundamental que el día de entrega de llaves se haga antes del vencimiento del contrato (puede ser inclusive el último día). Por la llave que entrega el inquilino tiene que recibir del propietario un “recibo de entrega de llaves” que certifique que la llave fue entregada e indique el día y el lugar donde se realizó la entrega. Si en esta operación interviene una inmobiliaria tiene que estar autorizada por el propietario.

El depósito se tiene que devolver íntegramente en el momento de la entrega de llaves. Si el propietario pretende descontar dinero por deudas del inquilino  (ej., expensas, servicios o alquiler), el inquilino tiene derecho a exigir que, previamente, le presente los correspondientes comprobantes o facturas que justifiquen esos descuentos.