La Ley Nacional de Alquileres obtuvo media sanción de Diputados

La Ley Nacional de Alquileres obtuvo media sanción de Diputados

22/11/2019 En nuestro país, alrededor de 8 millones de personas alquilamos nuestra vivienda y sufrimos todo tipo de abusos por parte de inmobiliarias y propietarios. Existe un amplio consenso social sobre esta situación de injusticia, sólo negada por los representantes del llamado mercado inmobiliario (de la intermediación y de la construcción).

A principios de 2016, desde la Federación de Inquilinos Nacional presentamos en el Senado de la Nación un proyecto de Ley de Alquileres que recogía gran parte de los reclamos de los inquilinos, reduciendo significativamente el desequilibrio entre las partes en una relación contractual.

Durante estos cuatro años:

El Senado aprobó la iniciativa por unanimidad.

La Comisión de Legislación General de Diputados dictaminó favorablemente en dos oportunidades.

El presidente Macri se comprometió públicamente a avanzar con la iniciativa y poco después se desdijo y permitió que el proyecto pierda estado parlamentario.

Por este motivo, fue necesario comenzar el trámite parlamentario desde el principio.

Tras un año de discusión en la Comisión de Legislación General de Diputados, el proyecto obtuvo dictamen favorable y el 20 de noviembre de 2019 fue tratado en el recinto y aprobado con 191 votos a favor y ninguno en contra. De esta forma, la Ley de Alquileres pasó nuevamente al Senado, quedando a un paso de su aprobación.

A continuación, vamos a explicar punto por punto en qué consiste el proyecto y de qué forma elevaría la calidad de vida de los 8 millones de inquilinos del país.

El proyecto completo, que obtuvo media sanción de Diputados, se puede consultar en este link:


PLAZO MÍNIMO: Se extiende de dos a tres años el plazo mínimo de un contrato de alquiler.

AUMENTO DE PRECIO: Se plantea que el precio aumente anualmente a través de un índice promedio entre el IPC, elaborado por el INDEC, y el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables), elaborado por ANSES.

REGISTRO DE CONTRATOS: Los locadores deberán registrar los contratos de alquiler ante el Registro de la Propiedad Inmueble, a fin de blanquear un mercado con altas tasas de informalidad.

DEPÓSITO EN GARANTÍA: Se reduce a un mes de alquiler por la totalidad del contrato y se establece que el locador deberá restituirlo actualizado al último mes del alquiler.

IMPUESTOS Y EXPENSAS: El inquilino no tendrá a su cargo el pago de los impuestos que gravan la propiedad ni las expensas comunes extraordinarias.

RENOVACIÓN DEL CONTRATO: Se introduce la obligatoriedad de acordar las condiciones de la renovación con tres meses de anticipación.

El texto del proyecto se puede consultar en este link

Recordemos que, a principios de 2016, la senadora García Larraburu ingresó el proyecto de Ley Nacional de Alquileres de la Federación de Inquilinos Nacional.

La iniciativa en cuestión fue discutida durante todo 2016 en distintas reuniones de comisión del Senado, se introdujeron modificaciones y se aprobó porunanimidad en noviembre de ese año.

En Diputados, el tema estuvo paralizado durante mucho tiempo. Recién se discutió cuando Mauricio Macri, en octubre de 2018, reconoció la necesidad de avanzar en una nueva Ley de Alquileres y encomendó a su bloque parlamentario a impulsar ese debate en Diputados.

Rápidamente, el proyecto que contaba con media sanción de Senadores obtuvo dictamen favorable en la Comisión de Legislación General de Diputados. Sin embargo, por presión del mercado inmobiliario y por disputas internas dentro del oficialismo; el proyecto no se trató en el recinto antes de la finalización de las sesiones ordinarias y perdió estado parlamentario.

Ante esta situación, ingresamos nuevamente el proyecto de ley, con las modificaciones que fueron consensuadas durante la última discusión en comisión. Esperamos que todos los bloques parlamentarios avancen con celeridad sobre este asunto, sobretodo el oficialismo que, a través del Secretario de Vivienda, Iván Kerr, está planteando la posibilidad de presentar un proyecto propio, que no incluye la regulación del precio de los alquileres.

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional, afirmó “Presentar un proyecto que no contempla el aumento en el precio de los alquileres, es prácticamente lo mismo que no presentar nada. Hoy en día, los inquilinos destinamos el 54% de nuestros ingresos para afrontar el pago del alquiler. Porcentaje que no incluye impuestos, expensas ni tarifas de servicios públicos y que viene creciendo sostenidamente desde hace años”.

About the author

Inquilinos Agrupados administrator