Category Archive Noticias

El gobierno porteño tiene que garantizar el cumplimiento del decreto que prohíbe desalojos

Más de 50 organizaciones sociales, políticas y sindicales, legisladores nacionales y de la ciudad de Buenos Aires presentamos una nota al jefe de Gobierno porteño para informar sobre distintas situaciones de gravedad que afectan a la población inquilina en el contexto de la emergencia sanitaria. Solicitamos en la nota que se adopten medidas concretas para garantizar sus derechos.

Desde la publicación del decreto 320/20 tomamos conocimiento de amenazas de desalojo y desalojos efectivos en hoteles familiares, pensiones, residencias y habitaciones alquiladas en viviendas familiares. También se dieron casos de intimación abierta para que las personas abandonen el lugar, como el corte de servicios básicos a las habitaciones. En algunos lugares se reubicó a personas en contra de su voluntad en habitaciones de hotel, lo que generó hacinamiento y el aumento del riesgo para la salud individual y colectiva. Estas condiciones, además, incrementan la vulnerabilidad de mujeres y niñes ante situaciones de violencia machista.

La mayoría de estos establecimientos tiene condiciones sanitarias deficitarias, que hacen incumplibles las indicaciones de higiene y prevención necesarias en el contexto de pandemia. Además, la negativa de propietaries e inmobiliarias a cobrar a través del sistema bancario, para evadir el pago de tributos, expone a les inquilines a incumplir el aislamiento obligatorio.

Leé la nota presentada en: https://bit.ly/3bZwROO

Ganadores del concurso fotográfico “La ciudad alquilada”

07/12/2019“La ciudad alquilada” es el primer concurso fotográfico organizado por la Asociación Civil Inquilinos Agrupados, en conjunto con la Revista Crisis y el diario Tiempo Argentino.

Tuvo como objetivo construir un discurso, a través de la fotografía, que nos permita visibilizar la voz de los inquilinos y las inquilinas, reflejando las condiciones en que alquilamos una vivienda, las formas y modos de habitarlas y las condiciones a las que estamos sometidos por un mercado inmobiliario concentrado y asimétrico.

Esta semana, un jurado compuesto por Soledad Quiroga (Fotoperiodista de Tiempo Argentino), Jazmín Tesone (Editora fotográfica Revista Crisis), Pepe Mateos (Fotoperiodista), Carlos Brigo (Fotoperiodista de Telam) y Federico Kulekdjian (Integrante Inquilinos Agrupados) tomó la decisión de quiénes resultaron ganadores y quiénes obtuvieron menciones especiales.

Les agradecemos a todos los participantes el valioso aporte que realizaron.

PRIMER PREMIO

Obra “Del proletariado al propietariado” seudónimo Triko
Autora: Aymara Pais Negrin


SEGUNDO PREMIO

Obra “Intimidades del ultimo año” seudónimo Humberta
Autora: Melisa Fernández Csécs


TERCER PREMIO

Obra “Sin titulo” seudónimo Dorothy
Autora: Laura Irene Andrada


MENCIONES ESPECIALES

Obra “Acá no hay casa de mamá, ni casa de papá, solo hay casa de paz ” seudónimo Marina
Autora: Marina Carniglia


Obra “Nómada” seudónimo Calcevita
Autora: Maria Laura Rivas Fontan


Obra “Los cosos de al Lao” seudónimo María
Autora: Maria Naveiro


Obra “Mientras tanto” seudónimo Vaskazev
Autor: Raúl Eduardo Vásquez Acevedo


Obra “La sombra del fin de mes” seudónimo El Pajaro
Autor: Pablo Pintor

La Ley de Alquileres obtuvo dictamen favorable

La Comisión de Legislación General de la Cámara de Diputados firmó este miércoles un dictamen de mayoría favorable al proyecto de Ley de Alquileres. El próximo paso es el tratamiento en el recinto de Diputados, para luego pasar a la Cámara de Senadores. Se espera que la iniciativa tenga media sanción antes de 2020.

El proyecto contempla una extensión del plazo mínimo de los alquileres de dos a tres años, dispone una actualización anual (y no semestral) del precio de todos los contratos (independientemente de su valor), sobre la base de una fórmula de indexación mixta que combina en partes iguales la evolución de la inflación (IPC) y de los salarios (RIPTE), establece que todos los contratos deben registrarse en AFIP (para evitar la evasión impositiva),
fija que el depósito en garantía sea de sólo un mes y con un monto no mayor al primer mes de alquiler, que las expensas extraordinarios sean abonadas por el propietario (incluso aquellas que se liquidan como ordinarias), entre otros puntos favorables a los inquilinos.

“Hay 9 millones de inquilinos que no saben cómo pagar el alquiler, el valor de la vivienda no para de aumentar y en Buenos Aires tenemos el metro cuadrado más caro de la región”, afirmó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados, durante su exposición en la comisión, y agregó
que “es urgente” una ley de alquileres en Argentina, que “ponga límites a los abusos de los propietarios y las inmobiliarias”.

El texto completo del dictamen se puede consultar aquí:

Lanzamos el primer Concurso Fotográfico “La ciudad alquilada”

Desde el 10 de octubre lanzamos el primer concurso fotográfico “La Ciudad Alquilada” en conjunto con la Revista Crisis y el diario Tiempo Argentino.

El objetivo del concurso es construir a través de la fotografía un lenguaje
que nos permita visibilizar la voz de los inquilinos y las inquilinas, reflejando las condiciones en que alquilamos la vivienda, las formas y modos de habitarlas y las condiciones a las que estamos sometidos por un mercado inmobiliario concentrado y asimétrico.

“El objetivo del concurso es construir a través de la fotografía un lenguaje que nos permita visibilizar la voz de los inquilinos y las inquilinas, reflejando las condiciones en que alquilamos la vivienda, las formas y modos de habitarlas y las condiciones a las que estamos sometidos por un mercado inmobiliario concentrado y asimétrico”, señalaron en un comunicado los organizadores.

Según datos recolectados por Inquilinos Agrupados, alrededor de 9.000.000 de personas alquilan su vivienda y más de 1.000.000 lo hacen en la Ciudad de Buenos Aires.  Las condiciones impuestas hacia las y los inquilinos son cada vez más injustas, situación que es negada por los representantes del llamado ‘mercado inmobiliario’ (de la intermediación y de la construcción) y por parte de la dirigencia política.

“La falta de voluntad para regular este mercado que crece año tras año evidencia el poder de fuego que ejercen las cámaras empresarias e inmobiliarias, y los desarrolladores a través de mecanismos de lobby en los tres poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial)”, señalaron desde la asociación.

En la Ciudad de Buenos Aires hay un creciente proceso de inquilinización: pasó de 22,1% de inquilinos en el año 2001a más del 40% en la actualidad. Esto representa más de 1.000.000 de personas alquilando unas 380.000 viviendas.

“Este contexto de aumento de inquilinos, concentración del mercado de propiedades y creciente valorización de la vivienda, ha generado una asimetría en el poder de negociación de los distintos actores involucrados en el mercado de alquileres. Por un lado, los propietarios y las inmobiliarias, y por otro, las familias que alquilamos la vivienda”, agregaron desde Inquilinos.

El concurso busca visibilizar esta situación y encontrar un discurso propio sobre las condiciones en que se alquila la vivienda, las formas y modos de habitarlas y las condiciones a las que las y los inquilinos son sometidos por un mercado inmobiliario concentrado y asimétrico.

Las bases y condiciones del concurso se pueden consultar en: www.inquilinosagrupados.com.ar/concurso-fotografico/

Congelamiento de alquileres: nos reunimos con el secretario de Vivienda

La devaluación, el ajuste y la desregulación del mercado inmobiliario generaron una crisis habitacional en la cual millones de inquilinos no pueden seguir pagando el alquiler.

Con el objetivo de plantearle una serie de medidas de emergencia, nos reunimos con el secretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr. Durante la media hora que duró la reunión, le planteamos que antes de la finalización del mandato se pueden tomar las siguientes medidas que servirían para paliar la grave crisis que estamos viviendo:

1) Congelar el precio de los alquileres en todo el país hasta fin de año.
2) Suspender los desalojos hasta fin de año
3) Garantizar la deducción de ganancias para los inquilinos
4) Garantizar la entrega de factura por el pago del alquiler
5) Enviar al congreso de forma urgente la Ley Nacional de Alquileres
6) Subsidio del 100% del alquiler para jubilados
7) Subsidio al alquiler para desocupados y trabajadores bajo la línea de la pobreza

De todas estas medidas, el secretario de Vivienda no se comprometió a tomar ninguna. Sobre la mayoría dijo “que las iba a estudiar” y sobre otras que “las iba a conversar con AFIP”. En relación al subsidio a jubilados dijo que no tenían plata y sobre la Ley de Alquileres, que le presentó el proyecto al ministro Frigerio y que no tuvo respuesta.

Sobre esto último, cabe aclarar que en octubre de 2018 Mauricio Macri anunció en conferencia de prensa que sus legisladores iban a impulsar el proyecto en el Congreso, pero luego del dictamen favorable en comisión (y de las presiones del mercado inmobiliario) los diputados de Cambiemos retiraron el apoyo y la iniciativa nunca se sancionó.

Esto último fue determinante para llegar a la situación en la cual nos encontramos. Sin una ley que equilibre la relación entre inquilinos y mercado inmobiliario, los alquileres aumentaron a tal punto que hoy es prácticamente imposible alquilar sin caer en la pobreza.

“Vimos un secretario de Vivienda sin voluntad ni posibilidades de tomar decisiones –afirmó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados- La situación actual de los inquilinos es consecuencia directa de las políticas económicas del Gobierno y de la falta de voluntad para aprobar una Ley de Alquileres. En los meses finales del mandato, el Gobierno no tiene intenciones de hacer algo distinto a lo que hicieron hasta el momento”.

En un día, los propietarios ganaron un millón y medio de pesos

El valor en pesos de los inmuebles se incrementó un 25% tras la última devaluación. Como siempre, los perjudicados somos los inquilinos.

El último dato publicado por la Dirección de Estadísticas y Censos porteña indica que el metro cuadrado en la Ciudad de Buenos Aires vale, en promedio, 3216 dólares. El lunes pasado, con el dólar a $46,3 una vivienda de 40 metros cuadrados valía $5.956.032. Hoy, con el dólar a $58, el mismo inmueble vale $7.461.120. Es decir, su valor en pesos se incrementó en $1.505.088.

Como sucede con cada devaluación, el mercado inmobiliario pretende trasladar la devaluación al precio de los alquileres. Actualmente, alquilar un departamento de 40 metros cuadrados vale, en promedio, 14 mil pesos. Con la mitad de la población ganando menos de 27 mil, no queda margen para seguir aumentando.

Para los inquilinos es fundamental desdolarizar el precio de la vivienda y aprobar una ley que regule el aumento de los alquileres a través de un índice objetivo. De lo contrario, vamos a seguir siendo rehenes de los movimientos especulativos de la divisa americana y de la codicia del mercado de la vivienda.

El 72% de los inquilinos paga expensas extraordinarias

El dato surge de una encuesta realizada a los últimos 500 inquilinos que se presentaron en nuestro local para ser asesorados. En el 72% de los casos, los encuestados afirmaron que la administración del consorcio liquida todos los gastos del edificio como “gastos ordinarios”, haciendo imposible para ellos descontar los gastos que no le corresponden. 

Existe una idea generalizada de que los inquilinos pagamos las expensas ordinarias y los propietarios las extraordinarias. Incluso, la mayoría de los contratos tienen cláusulas que lo establecen de esa manera. Sin embargo, lo que sucede en la práctica es muy distinto.

Hace tiempo que las administraciones de consorcio dejaron de separar los gastos ordinarios de los extraordinarios y en las liquidaciones figura un único monto de pago. Esto lo constatamos a través de una encuesta que realizamos a todos los inquilinos que se presentaron en nuestro asesoramiento legal durante los últimos tres meses.

La irregular liquidación de las administraciones de consorcio tiene al menos tres causas: la voracidad del mercado inmobiliario, una legislación permisiva y el mal desempeño de los organismos de control. La primera es irreparable, mientras que las dos últimas no deberían serlo. Por eso, a fin de junio presentamos en la Legislatura porteña una ley de Expensas Justas, que establece claramente qué gastos deben liquidarse en cada columna.  De aprobarse, los propietarios pagarían la parte que les corresponde y los inquilinos dejaríamos de hacernos cargo de todos los gastos del edificio.

El proyecto de ley se basa en el más elemental sentido común. “Los inquilinos vivimos en un edificio un tiempo muy limitado –afirmó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados- No tiene ningún sentido que paguemos mejoras duraderas que elevan el valor del inmueble. Eso genera una rentabilidad extraordinaria a los locadores”.

Además del mencionado resultado, la encuesta reveló otros datos alarmantes:

•             Las expensas representan, en promedio, el 30% del valor del alquiler. Es decir, para un alquiler de $12.000, se deben agregar $3.600 más de expensas.

•             El precio de las expensas varía enormemente de un edificio a otro. Departamentos de similares características ubicados en el mismo barrio, pueden tener valores dispares y los aumentos de precio no mantienen una lógica, ni es su porcentaje ni en su frecuencia, haciendo imposible mantener niveles mínimos de previsibilidad.

“La mitad de los porteños tienen ingresos inferiores a $24.000 y afrontar alquileres que no bajan de $12.000 y expensas que no bajan de $3.000. La ley de Expensas Justas es una herramienta para aliviar la carga de miles de inquilinos porteños que no llegan a fin de mes”, señaló Muñoz.

Cada vez más propietarios alquilan su vivienda por “dueño directo”

Desde que los propietarios se hacen cargo de la comisión, se registró un aumento en la cantidad de contratos que se firman sin la intermediación de un corredor inmobiliario. El dato surge de la 1° Encuesta a Inquilinos de la Ciudad de Buenos Aires.

Descargar resultados completos de la 1° Encuesta a Inquilinos de la Ciudad de Buenos Aires

Ante la ausencia de datos oficiales y la abundancia de informes producidos por el mercado inmobiliario, que no representan la realidad de quienes alquilan, los inquilinos asumimos la tarea de producir datos estadísticos que reflejen debidamente nuestra situación. Con ese objetivo, durante el mes de junio realizamos la 1° Encuesta a Inquilinos de la Ciudad de Buenos Aires, que contó con más de 4 mil respuestas a través de una plataforma online.

Uno de los principales resultados es el crecimiento del “dueño directo” en detrimento de las tradicionales inmobiliarias. El 56,76% de los encuestados afirmó que alquila por inmobiliaria, un porcentaje inferior al 63% que dio como resultado a principio de 2018, en una encuesta realizada por la Federación de Inquilinos Nacional.

Esta disminución puede adjudicarse a la aprobación de la Ley 5.859 en agosto de 2017, que establece que la comisión inmobiliaria debe ser afrontada por el dueño del inmueble y no por el inquilino, lo que incentiva a los locadores a ofrecer la vivienda de forma particular.

También es destacable que un sector del mercado inmobiliario incumple con la legislación. Dentro de los inquilinos que alquilaron por inmobiliaria, el 14% manifestó que en el transcurso del último año les exigieron el pago de una comisión.

“Es el efecto que preveíamos cuando impulsábamos la ley. Ni bien los propietarios tuvieron que pagar la comisión, empezaron a retirar las viviendas de las inmobiliarias -afirmó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados- Muchos prefirieron prescindir de esa pequeña comodidad para ahorrarse la comisión. Es lo más justo, el dueño que quiere contratar el servicio, que lo pague y el que no, que alquile directo”.

Otro dato que surge de la encuesta es que los inquilinos porteños destinan el 41,48% de sus ingresos totales familiares al pago del alquiler, sin considerar expensas, impuestos y tarifas de servicios públicos. Segmentado por edad, se observa que los jóvenes y los adultos mayores destinan un porcentaje mayor de sus ingresos: 47,85% y 44,18%, respectivamente y que las mujeres destinan el 43,2% de sus ingresos, una cifra mayor al 38,36% que destinan los varones.

Un dato alarmante que surge de la encuesta es la persistencia de una evasión impositiva multimillonaria que abarca a la inmensa mayoría del mercado inmobiliario. A pesar de que es una obligación legal de inmobiliarias y propietarios entregar una factura a cambio del alquiler, el 86,22% de los encuestados manifestó que no la recibe. Desagregando los resultados, el 55,48% recibe un comprobante de librería no válido como factura, el 17,29% paga por depósito o transferencia y se queda con el comprobante que emite la entidad bancaria, el 13,44% paga en efectivo y no recibe ningún tipo de comprobante y solo el 13,78% recibe una factura legal.

Por último, se observaron diferencias significativas en relación a las modalidades de garantía que predominan en el “dueño directo” y en el alquiler por inmobiliaria. Los resultados confirman que la garantía propietaria o título de propiedad es la modalidad más extendida. Alcanza al 73,37% de los encuestados, pero aumenta cuando el contrato se firmó a través de una inmobiliaria (79,4%) y desciende cuando el propietario alquiló su vivienda de manera particular (65,3%).

En segundo lugar, se encuentra el recibo de sueldo (14,4%), una modalidad mucho más utilizada cuando el contrato se firma por dueño directo (24,9%), que por inmobiliaria (6,4%). En contraposición, el seguro de caución tiene una mayor participación cuando el contrato se firma por inmobiliaria (14,03%), que cuando se firma por dueño directo (9,7%). 

“Los propietarios son mucho más flexibles en relación a la garantía. Cuando los inquilinos no tienen familiares con título de propiedad, son más proclives a aceptar recibos de sueldo. Las inmobiliarias, en cambio, son mucho más estrictas y tratan de vender seguros de caución, que les permiten cobrar una comisión por parte de las empresas aseguradoras”, aseguró Muñoz.

Lanzamos el primer concurso literario para inquilinos e inquilinas

Desde Inquilinos Agrupados y en conjunto con la Revista Crisis, el CELS y
Editorial Funesiana, realizaremos un certamen literario en el cual los participantes enviarán textos vinculado con la problemática del alquiler en la Argentina.

El concurso se llama “La voz de los inquilinos y las inquilinas no debe ser el mercado inmobiliario”. Tiene como objetivo construir a través de la expresión narrativa un lenguaje que nos permita visibilizar la voz de los inquilinos y las inquilinas, reflejando nuestra condición, nuestras experiencias, anhelos y reflexiones.

La temática del relato debe cumplir con una única condición: la situación de alquiler de vivienda en Argentina. Esto deberá tener un papel relevante en la narración del texto concursante. Los participantes pueden enviar sus textos hasta el 7 de junio inclusive. El jurado estará conformado por Andrea Sacchi (Inquilinos Agrupados), Rosario Bléfari, Sebastián Rodriguez Mora, Hernán Vanoli (Revista Crisis), Leandro Vera Belli (CELS) y Lucas Oliveira (Editorial Funesiana).

El ganador recibirá como premio la publicación de su texto en la edición Nº 40 de Revista Crisis que saldrá publicada en el mes de septiembre, y dos libros. Los ganadores del segundo y tercer puesto recibirán dos libros cada uno. Y los 10 primeros puestos formarán parte de una antología publicada por Editorial Funesiana a fines de 2019 y recibirán también una copia de dicho libro.

Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados, afirmó “Este concurso literario es una invitación a reflexionar sobre la problemática que cotidianamente vivimos y a encontrar nuevas formas de expresarla, siempre con la intención de lograr los cambios necesarios para que el acceso a la vivienda sea más justo e igualitario”.  

Las bases y condiciones del concurso se puede consultar en este link

Ya son gratuitas las certificaciones de firmas para contratos de alquiler

22/04/2019Se trata de una de las propuestas que llevamos a la mesa de trabajo del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC) para reducir los gastos asociados a iniciar o renovar un contrato de alquiler.

Certificar las firmas del contrato ante escribano público es uno de los “gastos administrativos” que los inquilinos deben asumir cada vez que inician o renuevan un contrato. Si bien no es obligatorio y no se exige en todos los casos, los inquilinos que afrontan este gasto son una porción mayoritaria.

Aprovechando el poder de negociación inexistente de los inquilinos, inmobiliaria y locadores no solo les exigen que se hagan cargo de abonar la certificación de su firma y la de su garante, sino también la del locador. Cómo mínimo son tres firmas (locador, locatario y garante), por un valor aproximado de $700 cada una. Si bien el Colegio de Escribanos estipula que el trámite debe vale $450, en la práctica la tarifa es más alta.

Existen, como siempre, estafas y prácticas abusivas de las inmobiliarias. Cientos de veces hemos visto que los inquilinos pagan certificaciones que ningún escribano realiza. También hemos visto inmobiliarias que cobran precios ridículamente altos y se quedan con una diferencia, percibiendo una “comisión encubierta”.

Para evitar estas prácticas y disminuir los gastos asociados a iniciar un contrato, desde Inquilinos Agrupados llevamos esta propuesta al Instituto de Vivienda de la Ciudad. Para ser exactos, presentamos una propuesta mucho más amplia y el Gobierno de la Ciudad decidió avanzar únicamente con ésta.

El beneficio aplica únicamente para alquileres inferiores a 654 UVAs mensuales ($22.746 a la cotización de hoy)

Para acceder al beneficio, el IVC informa que el procedimiento es el siguiente:

1) Llamar al 147, elegir la opción IVC y pedirle al operador un turno con un Escribano de Gobierno.

2) Si la persona tiene toda la documentación puede tomar turno en la misma semana.

3) Solo se certifican firmas de inquilinos y garantes. El propietario debe pagar. El precio depende de cada escribano, aproximadamente son $450.

4) Hay tres escribanías inscriptas en el programa. Todas ubicadas en la comuna 1. Las direcciones y horarios son detallados por el 147.

5) A tener en cuenta: deben presentarse inquino y garante juntos. Además, hay que ir con el contrato leído y aceptado.

Con esta medida, ya son dos los gastos para iniciar un contrato que logramos eliminar: comisión inmobiliaria y certificación de firmas. En relación a la primera, hay que destacar que, a pesar del fallo de segunda instancia que declaró inconstitucional la Ley 5.859, nosotros apelamos y la norma sigue vigente y es el Tribunal Superior de Justicia el que debe definir la situación. Por lo tanto, los gastos que actualmente deben afrontar los inquilinos son: depósito en garantía (entre uno y dos meses de alquiler), seguro de caución (en caso de no tener garantía propietaria) e informes de la garantía propietaria (en caso de tenerla).

Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados, afirmó “hoy estamos anunciado una medida que cumple dos funciones. Por un lado, reducir los gastos para firmar un contrato y por otro, evitar que las inmobiliarias sigan cobrando lo que no corresponde. Este avance es producto de la insistencia de la organización de inquilinos. Nos toca ahora seguir impulsando el resto de nuestras propuestas. En este sentido, el jueves tendremos una reunión con Iván Kerr, secretario de Vivienda de la Nación, para discutir una Ley Nacional de Alquileres que regule el precio en todo el país”.