El 45% de un salario se destina al pago del alquiler